miércoles, 28 de octubre de 2015

Pasó la moda de odiarte



Pasó la moda de odiarte,
me descargué de tu presencia,
dejé de malgastar mi valioso tiempo,
entre tus grises y añejos  recuerdos,
dejé de no vivir, mi valiosa existencia.
Pasó la moda de odiarte,
Demasiada energía malgastada,
demasiada vida desperdiciada,
en cosas tontas, sin importancia.
Me desprendí de ti, del títere 
viejo y feo, de tu recuerdo.
Le dije adiós al odio/fuego,
que me dejaba sola y encallada
en una playa solitaria. 
Pasó la moda de odiarte,
le dije adiós hace mucho tiempo,
me despedí de los días malsanos, 
 de los momentos en el infierno.
Ya no necesito tu recuerdo,
no necesito anclar mi barca 
nuca más en el pasado.
Para mis hombros doloridos,
la mochila pesaba demasiado.
En ella estabas tú y tu carga,
en el fondo, oculto entre maleza,
 viejo y feo títere de feria.
Te arrojé a un río de aguas cristalinas,
en él no había depredadores, ni pirañas, 
 sólo el hastío de ver la misma máscara
 cada día, viviendo de apariencias, sin vida.
Y mientras tú te hundías en el trastero 
del olvido y en la opaca indiferencia,
vi los primeros rayos de sol filtrados
a través de mi maltrecha mochila,
 ya sabes, pasó la moda de odiarte,
 llegó la moda de quererme a mi misma.


Safe Creative #1510285639363

jueves, 22 de octubre de 2015

Te esperé un siglo

Gótico 1 (I.M.S.T.)
Estoy sola ante un páramo inmenso. La luna se refleja en el lago negro de mi sueños. Desde mis pupilas dormidas percibo a un hombre vestido de rojo, de tez aceitunada y ojos verdes. Entre las manos sostiene un viejo libro de tapas carcomidas por el tiempo.
Canta en un lenguaje extraño y desconocido para mi.
Sobre la tierra hay dos candelabros de plata, con dos cirios negros de llamas ondulantes.
El prosigue sin descanso , casi con furia, absorto en sus propias palabras.
De pronto un relámpago ilumina todo el cielo y se agita como una culebra en el horizonte.
La lluvia cae mansamente hasta convertirlo todo en una cortina húmeda.
El continúa sin pausa, sin descanso. 
¡Siento como estalla mi cráneo con el sonido de su voz!.
Quiero gritar que pare. Que guarde silencio. Que no siga con eso que retuerce todo mi ser.
Puedo sentir la tierra húmeda entre mis uñas y sobre mi piel agrietada que ha empezado a latir.
Una infinita sed corre por mis venas marchitas . Con paso vacilante y torpe me acercó a él. Le brillan los ojos de felicidad. Su su voz se vuelve apasionada:
- Mon amour
¡Quiero gritar con todas mis fuerzas!, pero no puedo articular palabra, mi garganta reseca, con sabor a tierra mojada me lo impide. 
Como un animal salvaje me lanzo sobre él. Desgarro su cuello con avidez y succiono la vida roja que corre por su piel.
El se deja llevar mansamente  por mi sed de vida. Después levanta la mirada hacia la negra noche mientras susurra:
- Mon amour Je attendu un siècle
Safe Creative #1510225593830

lunes, 19 de octubre de 2015

Recuerdos de otoño

Tarde de otoño (I.M.S.T.)
Recuerdo cuando jugaba en los charcos de lluvia,
mis trenzas se columpiaban en la brisa fresca
del recién estrenado otoño y el olor a agua y a adelfas
todo lo impregnaba en el gris de la tarde.
Recuerdo mis botas azules y mis sueños infantiles,
salpicando en los charcos, atrapando nubes
de agua clara, entre mis pequeñas manos.
 Las setas asomaban tímidamente tras la tormenta 
y la gallina clueca arropaba a los polluelos, 
bajo las alas suaves y calentitas, en un cloc, cloc 
de placentero recogimiento.
Los suaves plumaditos apenas salidos del cascarón, 
respondían en un pío, pío dulce y consentido
comos si estuvieran en el mismo paraiso.
Recuerdo a mi gatita hermosa, 
cazadora empedernida, 
adormilada sobre la silla, 
con un ojo abierto y otro cerrado, 
observando la tarde gris y fría.
A veces en los pequeños cerros de tierra húmeda, 
algún conejo despistado corría hacia la madriguera,
intentando resguardarse de la lluvia, que calaba los huesos.
La humedad era la reina, todo lo impregnaba,
en una amalgama de aromas a tierra y a verde profundo.
Las encina serias, oscurecidas por las primeras lluvias, 
abrían las ramas y los pájaros buscaban cobijo 
entre las hojas frías y humedecidas, 
otros más avispados, se escondían bajo las tejas
resbaladizas del tejado viejo y verdinoso, en el que las gotas 
 de lluvia sonaban en un coro de monotonía, invitando
a los sueños grises del otoño, 
donde las hojas húmedas y doradas arropaban 
el alma.

Safe Creative #1510195530590

lunes, 12 de octubre de 2015

Tarde de otoño

La vuelta al cole (I.M.S.T.)
Llueve, llueve sobre mi ventana,
gotas de otoño por el cristal resbalan,
en el patio las flores se perlan de agua.
Llora el cielo la tristeza del alma,
gotas grises sobre las rosas blancas
El caracol sube por la verde rama
de un crisantemo de tierra mojada,
camino de sueños camino de plata.
Bajo los tejados rojos buscan cobijo,
gorriones y palomas blancas.
Llueve, llueve,
sobre los cristales,
sobre los patios,
sobre las terrazas,
lluvia de otoño, 
gotas grises de añoranza.
La lluvia es una corriente 
que  hojas de otoño arrastra,
entre sueños, quimeras 
 y nostalgias.
La niña de trenzas rubias 
corre con las botitas blancas 
y salpica sobre los charcos
alegre y entusiasmada.
 Los niños van a la escuela, 
carteras, gomas, lápices
y tizas blancas,
en los cristales 
repiquetea el agua.
Tarde de inglés,
 tarde de matemáticas,
sobre la pizarra verde
números y letras blancas.
Tarde de lluvia, tarde de otoño,
tarde de hojas que vuelan 
y se adentran en el alma.



Safe Creative #1510125457393

viernes, 2 de octubre de 2015

Olé y olé mi caballo

Andalucía 2
Olé y olé mi caballo, 
baila al son de la guitarra, 
corre libre sobre el viento, 
trota sobre la playa dorada. 
Olé y olé mi caballo, 
Andalucía en tu crines, 
Andalucía en tus patas, 
Andalucía en tu alma. 
 Olé y olé mi caballo, 
corre libre, vuela y baila. 
Estampa tus herraduras 
sobre la arena dorada. 
Olé y olé mi caballo, 
Olé tu belleza y gracia. 
Trota y corre mi caballo 
sobre la arena y la playa. 
Deja volar tus crines 
entre la brisa salada. 
Olé y olé mi caballo, 
 trota al son de la guitarra, 
respira mi caballito,
 respira y vive Doñana.
 trota libre sobre el cielo, 
 sobre el viento, 
sobre las nubes, 
sobre las aguas. 
alma pura de nobleza, 
ojos de charol que cantan. 
Olé y olé mi caballo, 
Olé tu belleza y gracia,
Andalucía llevas en el alma.


Safe Creative #1510025303639