miércoles, 19 de junio de 2013

LILI Y EL MIEDO (Cuento corto)


Lili (I.M.S.T.)

Había una vez en un lejano lugar una pequeña niña llamada lili. Tenía unos hermosos ojos verdes que recordaban las mañana de primavera cuando los rayos de sol se posan sobre las delicadas y tiernas hojas y flores. Lili era como todos los niños le gustaba jugar y explora hasta el infinito. Pero la pequeña Lili siempre había tenido un gran problema «EL MIEDO». Un miedo devastador a los lobos grandes y terribles sobre los que los aldeanos contaban misteriosas y grotescas historias. Por este motivo Lili jamás jugaba en el camino que separaba la aldea del bosque. Un día en que la pequeña amontonaba florecitas silvestres sobre una piedra para hacer un hermoso ramo, apareció una preciosa mariposa de color azul con topitos blancos. La niña quedó extasiada ante tan delicada belleza y no puedo evitar correr tras ella para seguir contemplándola. Sin saber como de repente se encontró en aquel camino al que jamás quiso ir. Al darse cuenta de ello el corazón se le aceleró tanto que parecía que fuera a salir de un momento a otro por la garganta y un sudor frío empezó a formar pequeñas gotitas en sus mejillas. En esos instantes recordó las palabras de su abuela y los pequeños pies quedaron clavados en el suelo:
-«Mi querida Lili las cosas muchas veces no son lo que parecen. Hay lobos que sólo parecen lobos y que pierden todo su poder cuando los miramos a los ojos».
A pesar de todo el terror que sentía la niña no se movió ni un centímetro del lugar. Se limitó a esperar sintiendo el sonido del viento y algo más...¡algo que movía la maleza que separaba el bosque del camino de tierra!. Sabia que aparecería de un momento a otro y espero. Lili quería mirar al lobo terrible a los ojos porque estaba cansada de sus miedos. Pasaron unos instantes interminables. De repente apareció ante la niña con el pelaje revuelto y unas enormes y afiladas garras. La pequeña se quedó allí sin moverse. Lentamente elevo la cabeza y levanto la vista hasta encontrarse con los ojos de la temible fiera. Entonces ocurrió la magia, ocurrió lo que parecía imposible. La niña abrió la boca y grito con todas sus fuerzas «YA NO TE TENGO MIEDO ERES TAN PEQUEÑO COMO UN GRANO DE ARENA» y el terrible lobo menguo ante los ojos de lili. Perdió toda la fuerza y poder que siempre había tenido, hasta convertirse en algo que apenas se podía ver «LA INDEFERENCIA TOTAL Y
ABSOLUTA». 
Aquél día Lili venció su miedo. FIN
Safe Creative #1306195295566

No hay comentarios:

Publicar un comentario